the Art of being legal

calificacion concurso culpable o fortuito

EL TRIBUNAL SUPREMO LEGITIMA A LOS ACREEDORES DE UN CONCURSO FORTUITO PARA RECURRIR LA SENTENCIA DE CALIFICACIÓN

 En el concurso de acreedores, procedimiento judicial al que se ven abocadas las empresas insoventes, hay una fase denominada “sección sexta” o de calificación. En ella se determina si el concurso es fortuito o culpable, es decir, si el deudor es responsable de la falta de pago, por mala gestión, incumplimiento de la llevanza de la contabilidad u otros supuestos señalados en la ley.

QUIEN PUEDE SER CULPABLE DE UN CONCURSO:

Los administradores y liquidadores afectados por la calificación de concurso culpable podrán ser condenados a responder, frente a los acreedores, con su patrimonio personal de la parte de la deuda que no se haya podido satisfacer con la liquidación de la empresa.

LOS ACREEDORES PUEDEN IMPUGNAR LA CALIFIACIÓN FORTUITA:

Puede que el Juzgado califique el concurso de fortuito (liberando de responsabilidad a administradores y liquidadores) y los acreedores no estén de acuerdo. En este caso, los acreedores pueden recurrir la sentencia, aunque el Administrador Concursal hubiera solicitado la no culpabilidad, si se cumplen los siguientes requisitos:

  • Los acreedores demandantes tienen que estar personados en la sección de calificación del concurso: haciendo alegaciones, acompañando documentos, etc.
  • Que la sentencia de calificación no estime todas las pretensiones formuladas por la Administración Concursal o el Ministerio Fiscal.
  • Que los acreedores no introduzcan ninguna pretensión nueva a las formuladas por el Ministerio Fiscal y/o el Administrador Concursal, ya que éstos son los únicos que pueden formular propuestas de resolución que serán tenidas en cuenta por el juez.

Los acreedores no están legitimados para pedir una determinada calificación, pero pueden intervenir para confirmar y solicitar que se estime la concreta petición de calificación formulada por la Administración Concursal y/o el Ministerio Fiscal, y para apelar.

En este sentido se pronuncia la sentencia del Tribunal Supremo de 21 mayo del 2020 (Sentencia 191/2020), en la que las recurrentes no introdujeron ninguna pretensión nueva, sino que solicitaron que se estimara la formulada por el Ministerio Fiscal (concurso culpable) distinta de la del Administrador Concursal y el Juez (fortuito).

Por tanto, los acreedores sí pueden recurrir la sentencia que no haya estimado todas o parte de las pretensiones interesadas por la Administración Concursal y/o el Ministerio Fiscal, pese a que ni la Administración Concursal ni el Ministerio Fiscal hayan interpuesto recurso.

Pueden contactar con nosotros para cualquier información al respecto:

MGG-2 JOS CIRCLE CENTRADO