the Art of being legal

la obligación de registro de salarios

 

el Registro de salarios en las empresas:

 

Medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación

Tras el Real Decreto Ley 6/2019 de 1 de marzo de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo de la ocupación, las empresas están obligadas a realizar un registro salarial.

Si desea saber como hacer un plan de igualdad en la empresa le proporcionamos este link.

En el Real Decreto Ley se modifica el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo la obligación a remunerar la prestación de un trabajo sin que exista discriminación por razón de sexo en alguno de los elementos o condiciones.

Serán obligatorios los “ registros salariales “ en los que las empresas tendrán que anotar los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla, desagregados por sexo y por grupo profesional, categoría, y puesto de trabajo “ iguales o de igual valor “.

Los trabajadores tendrán derecho a acceder a esa información a través de sus comités de empresa o delegados sindicales.

El decreto incluye en la legislación española un concepto clave, el de trabajo de igual valor. Las empresas deberán pagar salarios idénticos por la prestación de un trabajo de igual valor sin que pueda existir discriminación. Busca así, atajar discriminaciones salariales indirectas, es decir, que las empresas paguen distinto ocupaciones cuyo valor es similar pero tienden a ocupar , respectivamente, entre mujeres y hombres

Un trabajo tendrá “ igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes”, dice el texto.

En el mismo artículo se establece una nueva obligación para las empresas: realizar un registro salarial.

Según el texto, el empresario deberá realizar un registro con los valores medios de salarios, complementos salariales y extra-salariales.

El registro contendrá los salarios divididos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo de igual valor. Y deberá dividirse por sexo, para que se pueda valorar si existe brecha salarial.

Igualmente se indica que, cuando una empresa tenga al menos 50 trabajadores, y el promedio de retribuciones de los trabajadores de un sexo sea superior al otro en un 25% o más (tomando como referencia la media de los salarios), se tendrá que incluir una justificación para dicha diferencia, que no responda a motivos relacionados con el sexo de los trabajadores.

Este registro deberá estar a disposición de los trabajadores, y podrá ser solicitado a través del Representante Legal de los Trabajadores.

Desde Conesa Legal, ofrecemos el servicio de preparar dicho Registro de Salarios, haciendo una valoración de los datos obtenidos, analizando la posible justificación en el supuesto de diferencias evidenciando que la misma no responda a motivos relacionados con el sexo de las personas trabajadoras.

Contacta con nosotros