the Art of being legal

Mediación familiar y mediación de empresa

 

La mediación como método alternativo de conflictos:

 

Siempre que llega un nuevo caso deseamos que nuestros clientes queden satisfechos con los resultados de los procesos legales pertinentes. Llegar a un acuerdo es siempre lo deseable, por ello, en muchas ocasiones y siempre que sea posible y haya adhesión, derivamos a nuestros clientes a un proceso de Mediación para intentar evitar el pleito y lograr que las partes lleguen por sí mismas a la solución de la controversia mediante un acuerdo de Mediación.

 

En iusfamilia (by Conesa Legal) trabajamos con total neutralidad intentando acercar a las partes en sus respectivas posturas para lograr la máxima satisfacción posible.

 

Nuestra forma de hacer se basa en la transparencia y la confianza. Iniciamos el servicio con una primera sesión y a partir de entonces elaboramos un presupuesto acordando las formas de pago siempre adaptadas a cada caso, haciendo una previsión de las posibles sesiones a realizar.

¿EXACTAMENTE EN QUÉ CONSISTE EL PROCESO DE MEDIACIÓN FAMILIAR?

 

El proceso de mediación es alternativo al proceso judicial.

La mediación consiste en fomentar el diálogo para que las partes alcancen el acuerdo que quieran, y se hace mediante la intervención de un profesional cualificado (mediador) que actúa como facilitador de la solución de la controversia a la que llegan las partes a través de acuerdos.

Cada una de las partes acude a las sesiones de mediación sin la presencia de su abogado, pero para la suscripción del acuerdo final es preciso la intervención del mismo que asesore acerca de la conveniencia del mismo y su ajuste a la legalidad.

La mediación familiar es un proceso voluntario que busca la solución extrajudicial de los conflictos que surgen en el seno de la familia (en la pareja, en la familia, o en la empresa familiar).

¿COMO SE DESARROLLA UNA MEDIACIÓN?

La mediación cuenta entre la ventaja de ser un procedimiento flexible y sin formalismos, pero ello no quita que sea un procedimiento estructurado que tenga fases que se puedan desarrollar en una o varias sesiones según el caso:

1.- Fase informativa: El mediador transmite a las partes la información relativa al proceso de mediación (características y principios, finalidad, estándares de conducta, los acuerdos y las consecuencias que de estos se derivan, plazos, costes y su reparto, etc…).

2.- Fase constitutiva: Las partes aceptan iniciar el proceso y someterse a la mediación firmando un acuerdo aceptando la mediación.

3.- Fase de mediación: Sesiones conjuntas o individualizadas realizadas de forma estructurada en las que las partes negocian y los mediadores conducen el diálogo. Se proponen alternativas y se alcanzan acuerdos adoptado compromisos.

4.- Sesión final: Es el momento del procedimiento en el que se da por finalizada la mediación, que si acaba con acuerdo deben incorporarse al Acta Final de la mediación para que lo firmen las partes dando su conformidad. Si es sin acuerdo también se razona en el Acta.

5.- Elevación de acuerdos a escritura pública (protocolización u homologación): Los acuerdos alcanzados tienen el mismo valor que un contrato, por lo que puede ser elevado a escritura pública ante notario o homologado por la autoridad judicial de tal forma que adquiera valor de título ejecutivo, lo que significa que cualquiera de las partes puede requerir su cumplimiento judicialmente.

Si deseas información sobre mediaciones en empresa contacta con nuestros abogados especialistas en mediación de empresa.

 

MEDIACIONES EN LA EMPRESA:

 

En las empresas se va introduciendo poco a poco la idea que la mediación es una buena medida para solucionar conflictos. Y en muchas ocasiones mejor solución que un proceso judicial.

En derecho laboral desde hace años se utiliza la mediación en el Tribunal Laboral de Catalunya y en otros organismos análogos como un procedimiento más para solucionar conflictos colectivos entre trabajadores y empresarios.

La mediación es también un procedimiento de solución de conflictos que recomendamos cuando un empresario nos pregunta como implementar un plan de igualdad en la empresa, y qué medidas puede negociar con los representantes de los trabajadores como medida que favorezca la discriminación positiva.

 

MEDIACIONES EN LA EMPRESA FAMILIAR:

 

Mantener un régimen de comunidad o copropiedad entre varias personas, incluso entre miembros de una misma familia pueden dar lugar a situaciones conflictivas que requieran soluciones a largo plazo. La empresa familiar es un ejemplo de la necesidad de convivir resolviendo las diferencias que van surgiendo en el día a día.

 

En la mediación se creará un nuevo espacio que nos sirva para poder explorar alternativas diferentes, revisar compromisos, clarificar y estructurar nuevos o diferentes conceptos del proyecto de vida, bien personal, bien familiar, en las situaciones de conflicto que se viven para con ello intentar encontrar soluciones pactadas como alternativa a la contienda judicial.

 

Si deseas más información sobre la mediación en la empresa familiar, contacta con nuestros abogados mediadores especializados en mediación de empresa.

 MEDIACIONES EN HERENCIAS:

 

Tras el fallecimiento de la persona pueden darse situaciones de conflicto a partir de la lectura del testamento o la apertura de la sucesión.

 

En la mediación se hará un acompañamiento desde la legitimación de la vivencia de la persona en concreto aportando la neutralidad necesaria para ofrecer la imparcialidad que debe garantizar el proceso de mediación, es decir, que cada una de las partes que forman parte de este proceso sientan que su versión va a ser escuchada, ofreciéndole un acompañamiento en el proceso de toma de decisiones que tienen que ver con su futuro personal, emocional, afectivo y económico, encaminado a la suscripción de acuerdos como alternativa a la vía judicial.

 

MEDIACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS, HERMANOS Y ABUELOS:

 

Entendiendo que la finalidad de la mediación familiar es restablecer y restaurar las relaciones familiares y personales, encontrando estrategias de comunicación diferentes a la realizadas hasta el momento y que al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de afrontar de forma diferente los momentos difíciles que la vida nos da como posibilidades de cambio para mejorar, en iusfamilia ofrecemos el acompañamiento en la comprensión y aceptación de la situación de conflicto que nos ha llevado al alejamiento de las personas queridas o relevantes en nuestra vida.

 

Asimismo ofrecemos el acompañamiento en la elaboración de nuevos códigos de comunicación familiar y personal que nos acerquen con objetividad a la situación de conflicto que estamos viviendo y que, de alguna manera, creíamos que nunca íbamos a vivir, mediante la elaboración de acuerdos, revisiones de los mismos, o la reformulación de situaciones relativas a los derechos de los abuelos respecto al régimen de comunicación y estancias con sus nietos al objeto de lograr soluciones pactadas como alternativa a la contienda judicial.

 

MEDIACIÓN EN SEPARACIONES Y DIVORCIOS:

 

El proceso de mediación empieza cuando un sistema familiar manifiesta síntomas disruptivos en su dinámica cotidiana: las relaciones entre sus miembros se hacen más distantes, más duras, más frías. Las estrategias de comunicación empiezan a perder el afecto que les había acompañado desde sus inicios.

 

La mediación familiar acompaña a todas las personas que forman parte de la familia a entender que el proceso que están viviendo es un proceso de dolor que no siempre les permite tomar las decisiones más adecuadas a la situación actual que enmarca su vida.

 

En iusfamilia ofrecemos el acompañamiento en el descubrimiento de nuevas técnicas de relación que favorezcan el entendimiento mediante la elaboración de planes de parentalidad, acuerdos explícitos que faciliten deshacer los nudos emocionales y la llegada a posicionamientos más equitativos en las vivencias de las situaciones de conflicto emocional que puedan repercutir en la dificultad de entendimiento entre padres e hijos.